viernes, 20 de diciembre de 2013

Los asesinos de Nasco víctimas o victimarios?

Por: Johanny Jimenez
johannypad01@hotmail.com

Es incuestionable la calidad profesional que poseía el asesinado periodista Claudio Nasco y quienes fueron sus compañeros de labores lo definen como una persona servicial, además de muy humilde. El pueblo dominicano se ha conmovido, el revuelo que ha causado esta muerte ha sido similar al que ocurre cuando fallece un héroe nacional. Los resultados del crimen se dieron a conocer rápidamente por las autoridades competentes, no obstante, el pueblo  cuestiona y no acepta como real este veredicto, además de que piensan que la periodista Nuria Piera directora de prensa de NCDN Y pionera en caso de investigación en el país quien además laboraba junto al malogrado periodista ha sido intimidada para que acepte como bueno y valido los resultados de las autoridades y no indague en el hecho para dar con el supuesto asesino intelectual y no solo eso el abogado de la familia manifiesta que detrás de la muerte de Claudio, existe un autor intelectual mientras que la fiscalía pide a los familiares que presenten las pruebas.  Por su parte los asesinos cuentan su versión de lo ocurrido y lamentablemente la pista más contundente fue eliminada los celulares del occiso los cuales fueron quemados.

Es evidente que por la característica de este crimen el odio que existía en contra del hoy malogrado comunicador,  era un rencor que quizás se venía acumulando desde hace mucho tiempo pues de otra manera no se explica tal ensañamiento y crueldad para cometer este hecho. Nasco fue hallado ultimado a puñaladas en una cabaña de la avenida 30 de Mayo. Por el crimen están presos tres jóvenes, entre ellos Yender, quien dijo que tenía una relación de sexo con el comunicador a cambio de dinero. A veces resulta difícil creer que quien ocupa cierto status social y tiene un elevado nivel de educación pueda experimentar determinadas conductas, las cuales pueden ser consideradas como inmoral o inadecuadas pero lamentablemente esto no es raro que suceda observemos lo que paso con el caso del  asesinato del niño Mario José Llenas Aybar por parte de Mario José Redondo Llenas, condenado a 30 años de prisión por asesinato de su primo. El  victimario  venia de una familia  bastante acomodada  y esto no fue obstáculo para que este cometiese este horrendo crimen que también quedo grabado por siempre en la memoria de todos los dominicanos.

Las personas siempre tienden a pensar  que Satanás es de color negro y horrible cuando si se analiza a profundidad la biblia dice que el diablo fue uno de los ángeles más hermoso que existieron en el cielo por lo que si toma esto como parámetro este también puede ser de color blanco y muy hermoso, el hecho es que siempre se piensa que el peor,  es el feo, el pobre,  el moreno y el blanco educado y bonito no es capaz de nada. Es un grave error no es que se justifique bajo ninguna circunstancia que se le sea arrebatada la vida a alguien pero en el mundo siempre ha existido los grandes, los que tienen el poder o “la sartén por el mango” y los otros son los pobres lo que la mayoría ve muy pequeños y hasta se abusa de ellos  quizás esto pudo haber sido una de las causas de este repugnante crimen.


Los vendedores de sexo,  los autores de este crimen quienes venían de una familia  en donde es obvio que se les inculco muy pocos principios morales, encontraron en el oficio de la prostitución su única tabla de salvación para generar algunos ingresos que  apaleara la miseria en que vivían, además también de poder costear algunas vanidades  que exigen el mundo de hoy.  El consumidor de sexo sabiéndose poseedor del poder quizás pudo haberse convertido en reincidente abusador de sus servidores.
Viéndolo de una forma humana, víctimas son todos tanto Claudio como sus verdugos.  Ver los rostro de esos asesinos miserables da pena, es como ver el rostro de la sociedad en que estamos viviendo pero mucho peor es observar el cuerpo perforado de Nasco.

 Sí, es la sociedad embarrada en que vivimos en donde muchos suelen caer en las tentaciones del poder el dinero y el sexo  y no importa al precio que sea,  es la prioridad por eso muchos son los protagonistas de sus propias desgracias. Es tiempo de que padres, Hijos, hermanos, primos sobrinos, reflexionen ¿La sociedad se hunde o ya se hundió?

No hay comentarios:

Publicar un comentario