miércoles, 1 de julio de 2015

Su sonrisa

Johanny Jiménez
johannypad01@hotmail.com

Como un  imán, es como se puede considerar  la sonrisa de un vendedor de frutas  que labora en los predios de un importante centro comercial de la ciudad.

 El joven es discapacitado y ha establecido sus ventas casi en  en la intemperie cobijado por una destartalada  sombrilla  que indudablemente deja sentir sobre su piel  todas las inclemencias del tiempo.

Él se ubica  en la  puerta principal  que da acceso a la entrada y salida a la concurrida  plaza comercial, por lo tanto con  lo primero que usted se presenta cuando viene saliendo de los establecimientos de aquel lugar  es con una gran cantidad de frutas, pero detrás de todos  esos productos también se  puede vislumbrar la figura de un joven de piel morena discapacitado  que te miras al rostros y te ofreces  la más enorme y candente  de las sonrisas que un ser humano pueda brindar.


Es como si su sonrisa fuese un Imán que te atrajera  hacia él y que aunque tu no tengas  la intención de adquirir ninguno de sus productos te
ves tentado a acercarte y comprar  algunos de ellos, cuando observa como existen seres humanos que demuestran tanta conformidad con la vida que les ha tocado vivir. Mientras unos están en confortables oficinas él está en la calle rodeado de incomodidad,  con sus limitaciones  física que le ha tocado vivir, lo sorprendente es que  aun así a él  posees energías  para obsequiar una  sonrisa.